La preocupación como padres del bienestar de nuestro bebé nos lleva a buscar soluciones a uno de los principales problemas del verano: el calor. En más de una ocasión habrás observado como se tapan los carritos de los bebés con telas o incluso mantitas para resguardarlos del sol. Grave error. Según afirma un estudio realizado por investigadores suecos, tapar el carrito crea un efecto horno en el interior. Aunque sea con una fina tela. Esto provoca que suba más la temperatura del habitáculo donde se encuentra nuestro bebé.

El inconveniente de tapar el carrito: “Se convierte en un termo”


Demostración de la temperatura que alcanza un carrito tapado al sol. Fuente del vídeo: Daily Record

Así lo explica Svante Norgren, pediatra en un hospital para niños en Estocolmo, en el periódico Svenska Dagbladet: “El carro se convierte en un termo. Hay una mala circulación del aire y además nos impide ver qué es lo que está haciendo nuestro bebé”.

Hay que recordar que los bebés no tienen la misma capacidad de los adultos para adaptar su temperatura. Sudan menos y además generan más calor durante el ejercicio. Nuestro bebé no debería sobrepasar los 40ºC de temperatura corporal ya que a partir de ahí podrían sufrir lesiones cerebrales. Sin duda, un peligro muy grave.

Los expertos recuerdan que en caso de que nuestro bebé esté enfermo con fiebres, diarreas o vómitos, el peligro crece. La pérdida de hidratación por estos síntomas se une al efecto horno creado en el carro multiplicando el riesgo de sufrir el Síndrome de muerte súbita del lactante.

Por si fuera poco, “si un bebé está muy caliente puede llegar a pensar que ha vuelto al vientre de su madre y podría dejar de respirar”, según afirma el Doctor Norgren.

Diseños de carros preparados para el verano

capota-transpirable roberto verino

Capota transpirable del Roberto Verino Elegance

La principal forma de evitar el inconveniente del efecto horno en verano es tener un carro preparado para este problema. Un diseño que haya pensado en ello.

En los carritos ofrecidos por Baby Essentials se aborda este problema desde diferentes perspectivas. Por ejemplo, en los modelos BabyAce se tiene la posibilidad de añadirle una sombrilla. Así se evita la exposición directa al sol.

Por otra parte, en el carrito Roberto Verino Elegance se utiliza es una capota con una extensión de rejilla regulable. Esto permite una efectiva circulación de aire para mantener fresco al bebé. Dependiendo de la posición del sol puedes ajustar la capota y la rejilla para conseguir una óptima refrigeración.

¡Disfruta de un verano seguro con tu bebé!

Artículo publicado en la sección Educación y crianza con las etiquetas , , ,
The following two tabs change content below.

Vicente Trilles

Ingeniero Informático con interesantes incursiones en el mundo del periodismo.