La calidad de cada uno de los componentes se muestra en cada detalle presente en el cochecito, así como en los tejidos, ruedas y chasis.

Adecuado desde el nacimiento hasta los 36 meses. El capazo y hamaca se acoplan fácilmente al chasis del cochecito.

Silla, capazo y manillar reversibles, para ir en sentido de la marcha o de cara a los padres. La altura del manillar puede regularse hasta en ocho posiciones y el respaldo de la sillita se reclina en tres posiciones.

Dispone de ruedas traseras y delanteras antipinchazo y fácilmente desmontables. Posición de dos ruedas.